Catedral Edificio Exterior

Portada » Portfolio » Catedral Edificio Exterior
Catedral Edificio Exterior2018-03-11T13:34:07+00:00

Descripción del proyecto

La edificación se inició en 1515 en estilo renacentista y se terminó a mediados del siglo XX. Por esta razón, se aprecian varios estilos arquitectónicos en su configuración.
No se tiene conocimiento exacto del autor de las primeras obras de la iglesia, sí se conoce que la Capilla Mayor ya estaba terminada en 1525, y que el maestro de las mismas fue Hortin Peres y más tarde el maestre Pedro. Como su construcción se alargó en el tiempo conocemos algunos nombres de los que intervinieron durante su ejecución.
Diego de Siloé fue llamado en 1538 para solucionar una serie de problemas surgidos con los pilares que sustentaban el templo, indicó la necesidad de sustituirlos y así se realizó hacia 1541. Se elevaron las actuales columnas dirigiendo los trabajos el maestro de obras de la Catedral de Murcia y de su diócesis, Jerónimo Quijano. El informe de Siloé no decía nada sobre el estado de las bóvedas góticas y éstas se vinieron abajo en 1545, siendo sustituidas por las actuales barrocas realizadas por Gregorio Díaz de Palacios hacia 1690. Por diversos motivos, sobre todo económicos, la catedral quedó paralizada a la altura del segundo par de columnas, pudiendo concluirse totalmente en el siglo XX, entre 1921 y 1960.
Así pues, se trata de una iglesia de tres naves y tres tramos que la conforman, de planta basilical de igual altura, las laterales más estrechas que la central y separadas por cuatro gigantescas columnas acanaladas renacentistas  de 13,60 metros de altura realizadas en cantería y con capiteles jónicos, según diseño de Diego de Siloé y ejecutadas por Jerónimo Quijano que sustituyeron a los antiguos pilares góticos.
Dispone de tres ábsides en línea con las naves de la catedral y se complementa con una serie de capillas laterales de plantas cuadradas o rectangulares adosadas a los muros laterales a razón de dos capillas por tramo.
La decoración de los muros del templo fueron encargados por el primer obispo de la diócesis monseñor Arturo Tabera Araoz, al presbítero D. Casimiro Félix Escribá García, natural de Ayora (Valencia), en 1958. Una gran serie de óleos sobre lienzos pegados al muro con un total de once paramentos y lunetos, abarcan una superficie aproximada cercana. a los 1000 m2. Tardó cinco años en pintarlos quedando todo el conjunto finalizado el 14 de octubre de 1962. La temática de las pinturas gira alrededor de temas bíblicos, y otros religiosos de libre interpretación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: