Descripción del proyecto

 

FUENSANTA EN 2019, CONTABA SÓLO CON 297 HABITANTES

 

Tras una supuesta aparición mariana en 1482, que habría dado lugar al nacimiento de una fuente o manantial, se funda una pequeña ermita que inicialmente perteneció a la población de La Roda. La fundación de los padres trinitarios se remonta a 1558, cuando, por parte de D. Juan Carrasco, natural de La Roda: se dona unas casas para la sustentación y fundación del futuro convento, así como dinero en su defensa.1​ Hacia 1561 la Orden Trinitaria consiguió comprar la ermita para edificar un monasterio, tras un largo conflicto con la parroquia de La Roda.

Con el tiempo la gente de los alrededores empezó a acudir a recibir baños en la fuente santa, y se fue creando a su alrededor una pequeña aldea que daría lugar al nacimiento de la población. En 1579 contaba con 20 vecinos, y en 1671 ya había 40, los cuales consiguieron su segregación de La Roda y su constitución en villa independiente, tras el pago de 337.500 maravedíes al rey. La Roda inició un pleito contra esta decisión, que acabó con la confirmación de la segregación de la Fuen Santa en 1672.

Con la desamortización española de los bienes de la Iglesia católica, a principios del siglo XIX, el monasterio de los Trinitarios quedó abandonado, pasando con el tiempo a ser propiedad del Ayuntamiento, mientras su templo se convertiría en parroquia local, en sustitución de la antigua.