Descripción del proyecto

«LIÉTOR DESTACA POR SU RICO PATRIMONIO ARTÍSTICO»

Aparte de su terreno arriscado y hermoso emplazamiento natural, destacan tres monumentos, todos ellos declarados Bienes de Interés Cultural en la categoría de monumentos.

La iglesia parroquial de Santiago Apóstol fue declarada Bien de Interés Cultural el 22 de diciembre de 1992. Situado en la Plaza Mayor, el templo fue levantado sobre el solar de otro edificio probablemente medieval y del que solamente se conserva la torre. La mencionada torre debe de ser una construcción de finales del siglo XV o principios del XVI, de sólida construcción de sillería, planta cuadrada y gárgolas en las esquinas.En el templo se encuentra la capilla del Espino, fundada en 1669 por don Juan de Vandelvira y su mujer doña Mariana de Tovarra, y consta de un amplio espacio cubierto con cúpula y un gran retablo en el fondo del año 1720.

El convento (y la iglesia) de los Carmelitas Descalzos,  fue fundado en honor a San Juan de la Cruz en el año 1679, bajo el reinado de Carlos II el hechizado. La obra del edificio fue diseñada por algún fraile de la Orden y construido enteramente en ladrillo. En 1835, durante la desamortización de Mendizábal, los frailes fueron exclaustrados y desde entonces no habitan allí. En la actualidad el edificio se utiliza para acoger diferentes actos culturales. El claustro fue construido en 1696 y presenta decoración pintada que imita el ladrillo, y en la cripta se conservan los restos de algunas momias.

La ermita de Nuestra Señora de Belén fue declarada Bien de Interés Cultural el 5 de marzo de 1976,  tiene planta rectangular muy simple, con arcos de diafragma y cubierta de madera, pero su interés, sobre todo, reside en el gran ciclo pictórico que adorna todos sus rincones con unas muy peculiares pinturas populares, realizadas entre 1734 y 1735.