Descripción del proyecto

 

DEFENSA SOBRENATURAL DEL REINO TAIFA

 

Una expedición de Alfonso VIII lo convierte en enclave cristiano en el siglo XIII. La población sufre altibajos mientras depende del dominio de Alcaraz, especialmente debido a las condiciones inhóspitas de su primitiva ubicación, en el cerro del castillo. Finalmente, en 1537, alcanza el título de villa, concedido por Carlos V, y se traslada al valle inferior, en el que hoy se asienta.

Sus aldeas son: Cañada del Salobral (o Molina), Casa Cañete, El Colmenar, El Fontanar de Alarcón, El Fontanar de las Viñas, La Fuensanta, La Rambla, El Roble, El Royo, El Sahúco, La Solana y El Valero.