En la Capilla Mayor y en el lugar que ocupaba un retablo barroco del siglo XVIII, que fue destruido durante la guerra civil española (1936-1939), se construyeron tres grandes vidrieras: en la del centro se sitúa la imagen de San Juan Bautista, en la vidriera de la izquierda encontramos la Visitación de la Virgen y en la de la derecha el bautismo de Jesús por San Juan Bautista.